Empiezan los problemas políticos entre la Municipalidad de Lima y el Poder Ejecutivo para la implementación de la línea 2 que unirá Ate con El Callao. ¿Tren eléctrico o Metropolitano? Pienso que ninguno de ellos, y les explicaré, detalladamente, mis razones:

  1. Inversión: Un nuevo tren eléctrico costaría 4 veces el nuevo Metropolitano. Claro está, que como sucedió hace unos años, el Metropolitano demorará 4 veces el tiempo necesario para construir un tren eléctrico. Pero, esta segunda deducción es fácilmente despreciable, si es que se concesiona con empresas serias. Sin embargo, el problema existe: Ahora que tenemos recursos, ¿Debemos despilfarrarlos alegremente? Pienso que no. Además, que nadie ha tomado en cuenta, la otra inversión: el mantenimiento. ¿Cuánto cuesta mantener el Metropolitano o el tren eléctrico? Si alguien lo sabe, me gustaría conocerlo. Pero, por la experiencia vivida en Europa diría que el Metropolitano es más caro mantenerlo. Entonces, ¿Cuál elegir? Lo sensato sería algo intermedio, ni tan caro como el tren, ni tan barato como el Metropolitano, que después tengamos que seguir subsidiándolo. Lima tuvo un tranvía hace mucho tiempo. ¿Alguien se ha preguntado por qué? Existieron muchas razones, pero pienso que la actual sería de que Lima ha crecido horizontalmente, y no verticalmente, entonces, se necesita un sistema de transporte barato, para cubrir grandes distancias, pero también, barato en mantenerlo. Y que no tengamos que re-invertir en él cada 2 años, porque resultó que se quedó chico, como está sucediendo con el Metropolitano. Experiencias internacionales: París y Barcelona. Tranvías modernos, grandes y cómodos. Sin necesidad de invertir en concreto para que sea aereo, ni subterráneo, ni en estaciones tan largas que casi están juntas. ¿Algún funcionario de la Municipalidad o del Ejecutivo han viajado en esos tranvías? O es que el verdadero propósito es gastar todo lo que se pueda para “ganarse alguito”.
  2. Flexibilidad: Tanto el Metropolitano como el Tren Eléctrico amerita la exclusividad de avenidas o calles. En el segundo caso, la construcción de estaciones que ocupan espacio alrededor de la línea. ¿Un tranvía necesita eso? La exclusividad de las vías, sí es necesario, pero estaciones enormes, no. Además, de que, se podrían conectar más líneas conforme se necesitara de mayor cobertura, sin la necesidad de obras civiles molestas y caras.

Seguiré comentando mi propuesta en una próxima entrega.

Anuncios