Publicado originalmente: 14-02-2008
Lo que sucede en nuestro pais es que nadie está dispuesto a jugársela por él. El individualismo ha calado muy hondo, como consecuencia del fracaso del estatismo que impuso el gobierno militar de los Generales Velasco y Morales Bermúdez. En esa época, se desencadenó la salida de talentos a los EE.UU., Japon y Europa, pero no solo de los talentos, sino también, de la masa de trabajadores que no tuvo reparo en ir a desempeñar labores domésticas. La crisis que arrancó en ese momento nadie la ha podido contener; porque cada dia fue creciendo, incentivada por las remesas que empezaron a llegar de los que se fueron, y no escatimaron hacer mil y una privaciones para ahorrar unos pocos dólares y remitirlos al Perú para ayudar a los familiares, a quienes habían dejado totalmente impotentes para conseguir medios económicos para sobrevivir. La llamada Revolución de la Fuerza Armada fue un fenómeno desastrozo y la miseria creció aceleradamente hasta limites inimaginables, que bien pudieron volverse intolerables y que solamente en un pais con gentes de una idiosincracia como la nuestra, no produjo una hecatombe.
Han transcurrido cerca de cuatro décadas, se han sucedido más de cuatro periodos gubernamentales civiles y la economía se ha alineado con las corrientes mundiales. En la macroeconomía, el pais ha logrado estabilidad, merced a los altos precios de los minerales y a la exportación de alguinos productos no tradicionales. Pero, resulta increíble, que del exterior ingresen anualmente cerca de 3000 millones de dolares remitidos por esos peruanos que tomaron la ruta de éxodo.
Mas de dos millones de nacionales viven repartidos en diversos paises del mundo. En EE.UU., hay lugares donde se han formado colonias con instituciones que celebran las fiestas cívicas y religiosas nacionales; donde incluso, se conmemora la Independencia del Perú, invitando para el efecto a artistas criollos que solo van a cantar a los peruanos; asi como se festeja al Señor de los Milagros y a San Martín de Porres. Exagerando un tanto podría decirse que hay una nación peruana viviendo en el exterior. Un lejano símil a la nación judía.
En una situacion así, ¿Cómo podrían tener éxito las iniciativas para llevar adelante tareas como las que implica un Acuerdo o un Plan Nacional para el desarrollo del pais?
Las cosas son tan inéditas que cada nuevo gobierno civil, que se sucede, tiene que afrontar, desde su primer dia, el cargamontón de críticas de la oposición; esto sin descontar que, por ejemplo, el APRA que llegó por segunda vez, a tomar las riendas del poder, no estuvo preparada para ello y ha tenido que echar mano incluso a Ministros que pertenecieron al goboierno anterior, tan criticado por ellos mismos.
Y en el corto plazo, no se avisora solución alguna, porque el TLC con EE.UU. corre el riesgo de los ajustes que ese pais hace y seguirá haciendo, para superar la crisis en la que lo ha metido su actual presidente.
El Perú se encuentra ante una encrucijada, en donde resulta casi imposible, delinear un futuro cercano y como un escape al problema, se empieza hablar de candidaturas y tareas del próximo gobierno. La cosa nos pone casi al borde del paroxismo.
Lo que si no ha cambiado, es la inmoralidad en el manejo de muchas de las tareas de Gobierno, la inseguridad pública por el incremento de la delincuencia y el paliativo de empleos temporales unidos a subvenciones, que sólo permiten sobrevivir a un crecido número de habitantes.
Anuncios